sábado, 13 de diciembre de 2008

Obama, la esperanza del cambio climático

El cambio climático necesita de la fuerza del change de Obama. Así lo indicaba el negociador de EE UU en la Cumbre del Clima de Poznan (Polonia) la pasada madrugada. Como indicaba hoy El País en su edición impresa «delegados de 187 países cerraron ayer un acuerdo, estancado en algunos detalles, por el que en marzo los países desarrollados presentarán cifras de reducción de emisiones y que en junio habrá un borrador del texto que en 2009 debe sustituir al Protocolo de Kioto». El nuevo rumbo del liderzgo norteamericano encabezado por el presidente electo, Barack Obama, fue acogido con la esperanza de cumplir algunos de los compromisos establecidos en Kioto, con la certeza de que, a su vez, habrá que renovar los objetivos en la lucha contra el cambio climático en un nuevo tratado. «Ello es un reto de liderzgo y tenemos la enorme obligación de cumplirlo», afirmó John Kerry en calidad de Presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE UU, transcrito por The New York Times.
Además de reafirmar la voluntad de la nueva era estadounidense para combatir el cambio climático, la delegación norteamericana recogió el reto lanzado por la Unión Europea, organizadora de la cumbre. «La UE presentó exultante en la ciudad polaca su plan de reducir un 20% las emisiones en 2020 y lanzó el reto al presidente electo de EE UU, Barack Obama, para que en marzo presente un plan de recorte de emisiones y pase la página de Bush», señalaba El País. Sin embargo, el cambio radical en la postura estadounidense depende de la actuación que lleven a cabo al respecto países como China o India. Como indicaba Rafael Méndez, enviado especial de El País, «es importante que India, China, México y Brasil se sumen a los planes contra el CO2». Estas grandes economías emergentes también han mostrado una voluntad de compromiso con el clima: «México ha propuesto reducir sus emisiones un 50% en 2050; Brasil tiene un plan para reducir la deforestación en la Amazonia que supondrá más que todo lo ahorrado por Kioto y China planea llegar al 10% de energía renovable» (El País).
Un nuevo modelo de gestión medioambiental internacional está por venir a partir de la toma de posesión de Obama como presidente de EE UU. Como indica The Washington Post, «La mayoría de los compromisos de Poznan para conseguir un nuevo tratado están ligados a la postura de Obama. Los delegados estaban animados por su compromiso público de reducir en Estados Unidos la emisión de gases a los niveles de 1990 en 2020 y estaban confiados que esta nueva política podría aumentar las posibilidades de lograr un nuevo acuerdo en esta materia».

1 comentario:

Daniel.G.Pelegrín dijo...

Al ritmo que vamos, nos cargamos el planeta antes de que México haya llegado siquiera a reducir la mitad de lo que promete para no sé qué año futurista.

Si es verdad que existe un compromiso real de reducir las emisiones contaminates a la atmósfera bienvenida sea, y si se suman países de economías emergentes mucho mejor.

La evidencia es clara: cuanto más tiempo tarde la actuación gubernamental mundial, peores consecuencias se producirán.

La esperanza del cambio ha llegado, esperemos que también para el climático.

Enhorabuena.